profes en marchaLos profesores chilenos convocaron para este miércoles a un paro nacional en demanda de mejoras salariales y por una “real participación” en el debate de los proyectos de la reforma educacional, en sintonía con lo que también piden los estudiantes de este país.
“El paro (de este miércoles) se ha instalado en todas partes y ha logrado bastante adhesión entre los actores sociales; creemos que será una jornada exitosa”, señaló a los periodistas el presidente del Colegio de Profesores, Jaime Gajardo.
El dirigente explicó que los educadores no van a concurrir a los recintos escolares y que estos se congregarán en los principales centros cívicos en todo Chile. “La marcha en Santiago se reproducirá en todas las regiones”, enfatizó el titular de los docentes.
Recordó que a la marcha se sumarán los estudiantes universitarios de la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech), los jóvenes de la enseñanza secundaria y otras organizaciones sociales, lo que “garantizaría” una marcha multitudinaria.
Aseguró que se dejarán turnos éticos, con el objeto de que los profesores se encarguen de los desayunos y almuerzos que se les entrega a los alumnos de escasos recursos.
Gajardo afirmó que uno de los motivos de la marcha es la propuesta de un proyecto de ley que termine con la práctica de muchos colegios que contratan a los profesores en marzo y los despiden en diciembre. El Colegio de Profesores pide que se genere una fórmula de un contrato a plazo fijo.
Otra de las demandas se centra en un incentivo al retiro que estimule la jubilación de muchos profesores que están en edad de hacerlo, pero que se abstienen de hacerlo por las bajas remuneraciones que recibirían.
“Pero también queremos una participación real en el debate de los proyectos de la reforma educacional”, dijo el dirigente, una iniciativa de la presidenta Michelle Bachelet, que los estudiantes la han considerado ‘insuficiente y poco representativa’ y por la que este año han realizado dos multitudinarias marchas.
El Gobierno ya envió al Congreso los primeros proyectos de ley orientados a reformar la educación chilena, que se centran en el fin del copago por parte de los padres en establecimientos que perciben subvención estatal, así como en la eliminación del lucro y de los procesos de selección en todos los colegios.