jefe zona PDIEn nuestro país la Ley de Femicidio se promulgó el 13 de diciembre del año 2010 (Ley 20.480), la que califica el hecho del asesinato de una mujer a manos de su marido o conviviente, o de su ex marido o ex conviviente, con penas equivalentes a las de parricidio, las que van desde los 15 años y un día a la prisión perpetua calificada. El legislador ha considerado una penalidad mayor de aquella consagrada para el delito de homicidio simple, ya que en este caso, al igual que en el parricidio, la condición de la víctima, así como la existencia de una relación afectiva actual o pretérita, de la que pueden o no existir hijos, es el móvil principal de la agresión.
La PDI entre el año 2011 y 2013 investigó 82 casos de femicidio, lo que comprende el 6% de los homicidios investigados a nivel nacional durante ese período. Dentro del impacto de estos hechos se encuentra la vulnerabilidad a la que se exponen no sólo las víctimas sino que también su entorno más próximo considerando que del cien por ciento de los casos que ocurrieron en el país entre el año 2009 y 2013 un 34,1% el autor, luego de consumar el acto femicida, se quitó la vida; mientras un 2,4 % cometió además parricidio y un 1,2% de los autores cometió otro homicidio. En tanto, en la región de La Araucanía durante ese lapso ocurrieron 9 femicidios, dentro de ellos algunos de los de mayor impacto y gravitancia social y mediática, como fueron los casos acaecidos en Freire y Carahue.
“El femicidio no es sólo problema de la mujer, es problema de todos”, es decir que los actos femicidas no sólo afectan a sus víctimas, sino que también a sus familias, a su entorno más próximo y a la sociedad en su conjunto. Es el paradigma contradictorio que nos plantea este crímen, en que los sentimientos que alguna vez unieron a las personas, se tornan en cuadros de violencia inaudita, para desembocar en un crímen aberrante que destruye familias, deja niños en situación de abandono y genera heridas emocionales de gran profundidad y para toda la vida”.
En este sentido, la Policía de Investigaciones de Chile, PDI, como todos los años, realiza una campaña cuyo propósito es generar conciencia en la ciudadanía con relación a los actos de violencia que sufren cientos de mujeres de parte de sus parejas o ex parejas, las que en muchas ocasiones pueden derivar en el femicidio de éstas. Por lo tanto, la PDI hace un llamado a conversar sobre el tema con el objetivo de prevenir la ocurrencia de este tipo de crímenes.

JORGE DE LA TORRE ANINAT

PREFECTO INSPECTOR

JEFE IX REGIÓN POLICIAL DE LA ARAUCANÍA