menos salLa campaña de este año tiene como objetivo mostrar que hay opciones más saludables para los consumidores cuando compran alimentos.
Las enfermedades hipertensivas se encuentran dentro de las 10 causas de muerte en el país. Es por esto que entre el 10 y el 16 de marzo de 2014, se llevará a cabo la celebración de la “Semana de la Sensibilización sobre la Sal” promovida por la Organización Panamericana de la Salud (OPS), World Action on Salt and Health (WASH) y la Acción Latinoamericana de Sal y Salud (ALASS).
El tema de este año es “Reemplace la sal” y tiene como objetivo mostrar que hay opciones más saludables para los consumidores cuando compran alimentos.
ANTECEDENTES
Hacia el año 1990 la presión arterial (PA) elevada era el cuarto factor de riesgo (FR) en importancia, y actualmente se ha transformado en el principal FR de muerte en el mundo causando 9,4 millones de muertes y 7% de discapacidad (Estudio de la Carga Global de Enfermedad), ésta es una de las razones por lo que Naciones Unidas ha mandatado a la Organización Mundial de la Salud (OMS) para instalar un sistema de monitoreo de las Enfermedades No Transmisibles (ENT).
En Chile, la prevalencia de presión arterial elevada es de 27%, que corresponde aproximadamente a 3,7 millones de personas hipertensas de 15 y más años. Se estima que 1 de cada 7 muertes es directamente atribuible a esta condición.
La reducción del consumo de sal se asocia a una disminución de la PA, lo que a su vez, reduce el riesgo de tener un Ataque Cerebrovascular, Infarto Agudo al Miocardio y otros problemas de salud. En nuestro país consumimos cerca de 10 gramos de sal diarios, muy superior a los 5 gramos como máximo que recomienda la Organización Mundial de la Salud.
Al respecto es importante recordar que la principal causa de hipertensión arterial o presión alta es el consumo excesivo de sal.
Si logramos bajar el consumo de sal en al menos la mitad:
a) Evitaremos que 430.000 chilenos lleguen a tener enfermedades cardiovasculares.
b) Prevendremos que 1.000 chilenos al año se mueran de enfermedades cardiovasculares.
PREVENCIÓN
El Ministerio de Salud junto a la Federación Gremial Chilena de Industriales Panaderos (FECHIPAN) y la Asociación Chilena de Supermercados (ASACH), sellaron un acuerdo voluntario para disminuir la cantidad de sal en el pan. Así, comenzarán a disminuir en forma gradual la cantidad de sal, para llegar a 400 mg o menos de sodio por 100 gr de pan.
Por otra parte, en Chile desde el 2006 se implantó una regulación que exige que los productos alimenticios rotulen un Etiquetado Nutricional Obligatorio, que incluye, entre otros aspectos informar el contenido de sodio.
Asimismo, los productores de alimentos pueden rotular, de manera voluntaria, en el etiquetado de alimentos, Mensajes o Descriptores Nutricionales que se encuentran regulados en la normativa nacional, para destacar las cualidades de cualquier tipo de alimento, en cuanto al contenido de sodio/sal y otros factores nutricionales. En los relativos al sodio, los mensajes o descriptores nutricionales regulados son: “Libre”, “Muy Bajo”, “Bajo” o “Reducido” en sodio o sus sinónimos correspondientes.
Además el 2012 se aprobó la Ley sobre composición nutricional de los alimentos y su publicidad, que establece, entre otras disposiciones, que los fabricantes deberán rotular un mensaje de advertencia, en todos los productos envasados que tengan un contenido elevado de sodio, así como también de calorías, grasa o azúcar.
Por todo lo anterior, el llamado a los chilenos es a leer y comparar las etiquetas de los alimentos y escoger los que tengan menos sodio (sal), grasas, azúcar y calorías. Además se recuerda que reducir la ingesta de sal, previene la hipertensión y la enfermedad cardiovascular.
RECOMENDACIONES
• Reduzca a la mitad la ingesta de sal: disminuye la hipertensión arterial y las enfermedades cardiovasculares.
• Evite añadir sal a sus comidas: los alimentos naturales ya contienen la sal que necesitamos.
• No basta con eliminar el salero, además se requiere evitar los alimentos procesados.
• Prefiera la “comida de verdad”: alimentos naturales como frutas, verduras y legumbres.
EVITE
Alimentos envasados y procesados
Sopas o purés de sobre y cubitos de caldo, ¡son bombas de sal!
“Snacks” como papitas fritas, ramitas o galletas dulces y saladas.
Reemplace la sal por otros aliños
Ojo con la salsa de soja, contiene mucha sal.
No añada sal mientras cocina
Acostúmbrese a no poner el salero en la mesa.
Cuando compre un producto envasado lea la etiqueta nutricional
Indica la cantidad de sodio (sal) del alimento.
PREFIERA
Alimentos naturales como ensaladas, verduras, legumbres y frutas.
Use vinagre, limón, aceites Aromatizados o especias frescas o secas para darle sabor a los alimentos (cilantro, perejil, albahaca, orégano).
Use ajo y cebolla natural o en polvo, NO sal de ajo y cebolla.
Hágalo después, así podrá controlar la cantidad de sal que añade.
Si no se tiene delante es posible que ni te acuerdes.
Elija aquellos con menor contenido de sal: aquellos que son bajo en sodio, sin sal agregada o libre de sodio.
Un producto con menos de 100 mg de sodio por porción es aceptable.