bandera DCLa medida busca evitar que sus miembros sean cuestionados por tener posibles inhabilidades.
La directiva de la Democracia Cristiana exigirá a sus militantes que suscriban una “declaración jurada”, en el marco del proceso de revisión de antecedentes de sus propuestas para convertirse en autoridades del futuro gobierno.
La medida busca evitar que sus miembros sean cuestionados por tener posibles inhabilidades.
De esta forma, en el documento deberán aclarar si tienen antecedentes sobre deudas comerciales o de pensiones alimenticias, sanciones por haber conducido en estado de ebriedad, procesos pendientes en la justicia, entre otros temas, según consigna “La Segunda”.
La declaración será obligatoria para los militantes que pretendan desempeñarse como gobernadores, seremis y jefes de servicio.
Según comentaron en la directiva del partido, dicha herramienta es “inédita”, por lo que no había sido utilizada para los nombramientos de subsecretarios y ministros.