justiciaAdemás, la licencia de conducir del imputado fue cancelada de por vida, tras acreditarse que conducía con 1.58 gramos de alcohol por mil en la sangre.
A cinco años de presidio efectivo fue condenado Víctor Alfonso Alarcón Basualto, de 29 años, quien la madrugada del 28 de julio de 2013 chocó un vehículo cuando circulaba en estado de ebriedad, causando la muerte de una persona.
Además, la Fiscalía local de Lautaro logró la cancelación de por vida de su licencia de conducir, tras acreditarse que conducía con 1.58 gramos de alcohol por mil en la sangre.
El sujeto perdió el control del vehículo y se estrelló contra una barrera de contención, causando la muerte de Claudio Gallardo Bastías, quien iba como pasajero en el automóvil.
El fiscal Cristian Voullieme explicó que Alarcón ya registraba una condena anterior por el delito de manejo en estado de ebriedad, del 26 de octubre de 2011. “Es por eso que el Tribunal Oral de Temuco impuso el máximo legal de pena posible, que es de 5 años de presidio, sin derecho a beneficio alguno, por lo tanto es de cumplimiento efectivo.  Además su licencia fue cancelada definitivamente, por lo que este hombre no puede volver a conducir un vehículo motorizado”, precisó.
Además de la condena por manejo en estado de ebriedad, en su hoja de vida de conductor Víctor Alarcón registraba 10 infracciones de tránsito, por conducir sin haber obtenido licencia, conducir sin revisión técnica,  conducir sin seguro obligatorio, conducir sin permiso de circulación, conducir haciendo uso de teléfono celular e infringir las normas de contaminación.