separada exige su riñon
Samantha y Maxi Lamb se conocieron trabajando en una clínica y en 2007 contrajeron matrimonio. La mujer aseguró que la separación se debe a una infidelidad.
Una mujer británica con planes de divorciarse de su marido está exigiendo que éste le devuelva el riñón que le donó para salvarle la vida en 2009.
Samantha y Maxi Lamb se conocieron trabajando en una clínica y en 2007 contrajeron matrimonio. Una vez que la salud del hombre empeoró, debió comenzar a hacerse diálisis tres veces por semana.
En ese momento, para salvarle la vida, la mujer le donó su órgano, situación que incluso fue expuesta por en televisión por la BBC.
“Él tenía hijos de una relación anterior y estaba aterrado de no poder estar para ellos cuando lo necesiten”, contó la mujer al Daily Mail. Sin embargo, después de la donación, la relación empeoró.
Un día, mientras Samantha estaba trabajando, Maxi tomó sus cosas y se fue de la casa sin dejar siquiera una nota. Puso las llaves en el buzón y la abandonó, según el testimonio de la mujer.
Según la esposa, su marido la estaba engañando con una amiga. “Lo odio. Hoy no le donaría un riñón. De hecho, quisiera que se lo saque y lo den a alguien que lo merezca más que él. Hoy todo lo que quiero de él son los papeles de divorcio”, aseguró.
Lamb, por su parte, descartó haber sido infiel y aseguró que jamás pidió la donación. “Nunca quise que ella me donara el riñón porque era un gran riesgo, pero ella insistió”, enfatizó.
“Yo la amaba, pero nuestra relación no resultó”, sentenció.