Un 80% de la población objetivo que involucra a adultos mayores, niños, enfermos crónicos, entre otros, han sido vacunados contra la influenza en la Región de Los Ríos y se han administrado 11 mil 615 dosis más que a la misma fecha del año pasado.

Así lo confirmó la SEREMI de Salud, que detalló que los vacunatorios han continuado vacunando contra la influenza a la población de los grupos priorizados, pese a que la campaña finalizó el 14 de mayo, alcanzando resultados que muestran una mayor cobertura entre las personas con enfermedades crónicas, embarazadas y los niños menores de 6 años.

Los grupos con menor porcentaje de vacunados contra la influenza, hasta la fecha, son los adultos mayores de 65 años, ya que representan el 60,20%.

En cuanto a los porcentajes por comuna, la de mayor cobertura ha sido la comuna de Máfil con un 95,38%, seguida por Río Bueno con un 90,07% y Futrono 85,59%. Mientras que las comunas con menor cobertura a la fecha, han sido Lago Ranco con 71,64%, Mariquina 74,85% y Lanco 75,89%.

Desde la Secretaría Regional Ministerial de Salud, aseguraron que las personas que no se han vacunado, pertenecientes a los grupos objetivos, pueden acceder de manera gratuita a la vacuna en los vacunatorios de los centros de salud toda la región.

Enfermedades respiratorias y campaña de invierno

Cabe destacar que, durante las últimas semanas en la Región de Los Ríos, se ha registrado un aumento de las enfermedades respiratorias, afectando en mayor medida a menores de 15 años.

María Ángelica Hildebrandt, dijo que Las infecciones respiratorias que más se registran son Virus Respiratorio Sincicial, Parainfluenza, Influenza A y Adenovirus, por lo que el Ministerio de Salud, ha dado comienzo a la Campaña de Invierno, que a nivel regional será replicado, a través del reforzamiento de la red asistencial y el lanzamiento de una campaña comunicacional para enfrentar el invierno a la que se ha denominado “Entre Todos le Ganamos al Invierno”

Respecto de los síntomas de gravedad, asociados enfermedades respiratorias en niños y niñas menores de un año, se encuentran la respiración dificultosa, irritabilidad, somnolencia, inapetencia de alimentos y líquidos; mientras que, en adultos mayores, se pueden presentar síntomas como respiración rápida, ruidos, tos que no le permite dormir, fiebre alta, decaimiento, somnolencia, entre otros.

Subscribe to my first newsletter
Subscribe